Casos médicos

Retraso diagnóstico de fractura de cúbito y radio en un menor

Niño de 8 años de edad que sufre una fractura distal de cúbito y radio izquierdos tras una caída en un partido de fútbol, por lo que fue intervenido para la reducción de la fractura, bajo anestesia general y de urgencia, en un centro hospitalario, siendo remitido posteriormente, tras el alta hospitalaria, a la Mutualidad correspondiente para continuar tratamiento.

114391

Tras realizarle un estudio radiográfico inicial en la Mutualidad, es derivado a una clínica para la retirada, tres semanas después, de la aguja de Kirschner colocada en la cirugía, sin practicarle un control radiológico semanal, manteniéndole la férula de yeso una semana más y pautándole fisioterapia posterior.

Ante la deformidad que muestra el antebrazo del menor, le practican, casi tres meses después del alta hospitalaria, un TAC que evidencia una angulación dorsal en el extremo distal del radio.

Al alta médica, el menor presenta como secuelas, a resultas de tan inadecuada atención sanitaria, rigidez residual leve (10º de flexión y 5º de rotación interna), leve dolor/molestia residual, consolidación viciosa con angulación de unos 30º y leve perjuicio estético por la deformidad en dorso de tenedor de la muñeca.

Valoración jurídica

La sentencia del Juzgado de 1ª Instancia núm.4 de Oviedo de 29 de octubre de 2018 declara la responsabilidad de la aseguradora de la Mutualidad que atendió al menor al considerar que “la prueba practicada ha evidenciado que desde que se le realizó la radiografía el primer día en que pasó a recibir la asistencia médica de la Mutualidad, el 17 de mayo, no se le volvió a realizar otra hasta el 2 de agosto, cuando ya la deformidad estaba consolidada. Y ello a pesar de que, como han señalado los dos peritos actuantes, en este tipo de fracturas, es fundamental el control radiográfico semanal inicial para comprobar si la fractura ha quedado bien reducida y si se están produciendo desplazamientos, a fin de actuar, antes de que se produzca una consolidación viciosa de la fractura como aquí ha ocurrido”. 

En suma, las pruebas periciales que se han practicado en el presente procedimiento permiten estimar acreditado que los profesionales médicos que atendieron al menor, por cuenta y cargo de la Mutualidad, no actuaron conforme a la "lex artis ad hoc".  


Si desea la valoración de su caso

Contacte con nosotros


Julio César Galán Cortés

Abogado (Doctor en Derecho), Médico (Doctor en Medicina) y director del despacho jurídico GALÁN CORTÉS (con sedes en Madrid y Gijón).

Fallecimiento a resultas de infección hospitalaria, tras reducción de una fractura del radio

Paciente de 57 años de edad que ingresa en un centro hospitalario para ser intervenido de una...

Artrosis tras fractura de tobillo mal diagnosticada por Mutua de accidentes

Paciente que, tras sufrir accidente laboral, acude a los servicios médicos de su Mutua de...